CCTV


Objetivos de un sistema CCTV
El mundo se ha convertido en un país con mucha inseguridad y muchos riesgos. Los objetivos principales de la función de los sistemas de seguridad son:

· Reducir perdidas
· Reducir incidentes de inseguridad
· Mejoramiento de la efectividad en los trabajadores de una empresa

Entre las herramientas más importantes se encuentra los sistemas CCTV (sistemas de video vigilancia) los cuales se han convertido en un factor fundamental para la Prevención y Control de Riesgos. Adicionalmente el CCTV ha tomado un rol de control y supervisión cuyo objetivo es mejorar la efectividad de la empresa. En este artículo vamos a analizar las funciones que posee un sistema de CCTV, y las ventajas que puede generar la implementación de un sistema tal.


Supervisión y control

El efecto más importante para una adquisición de un sistema CCTV es obtener mejor supervisión y control de los clientes y los empleados en una empresa. Un buen sistema CCTV permite al personal de seguridad monitorear un área extensa con pocas personas y hacer más efectiva la vigilancia del área por cubrir. Con sistemas inteligentes se pueden configurar reacciones diferentes (e-mail, sirenas, llamadas automáticas a teléfonos o celulares, iluminación, etc.) según el área, horario e incidente en cuestión.


Reducir costos de vigilancia

Un sistema de CCTV puede reducir drásticamente la necesidad de personal de seguridad. La posibilidad de cubrir áreas más extensas desde un punto que permita que pocos vigilantes puedan abarcar más terreno y realizar un mejor trabajo de vigilancia. También el uso de videos inteligentes, como el i3DVR puede avisar a vigilantes o generar ciertas funciones sin necesidad de detectores adicionales.


Reducción de pérdidas por robos

Los robos en una empresa tienen tres orígenes principales, es decir, pueden ser producidos por: Clientes, empleados o personas ajenas (ladrones o intrusos). Para todos los casos, un sistema CCTV es un factor muy importante y determinante que puede reducir considerablemente las perdidas en una empresa. No solamente porque las personas se cuidan más al saber que están siendo vigiladas, sino también porque se descubren fácilmente los culpables revisando las grabaciones y se toman medidas para el futuro.


Disuasión

El factor principal en reducir o prevenir robos es la disuasión, ya que se previene y evita el incidente con solo el hecho de contar con un sistema CCTV a la vista de todos. De hecho, muchas veces se considera la utilización de tipos de cámara específicas por su apariencia (tamaño, tipo, etc.) para que luzcan más amenazantes y “efectivas” a las personas con malas intenciones.


Evidencia

Con un sistema de CCTV la evidencia de cualquier robo o acción delictiva se graba y se puede usar en juicios o como factor convincente en acciones legales o despidos justificados de trabajadores. Esto es fundamental para soportar con hechos una acción o decisión determinada en cualquier empresa.


Mejoramiento de la efectividad y procedimientos

Un factor importante pero difícil de medir y por lo tanto olvidado, es el mejoramiento de la efectividad de los empleados. El control y la supervisión continuo por un sistema de CCTV hace que los empleados trabajen de manera más efectiva y tomen menos pausas en su trabajo.


Análisis de razones por fallas

Cuando hay fallas o errores en la producción o en el servicio de una empresa, se pueden revisar posteriormente las grabaciones y determinar cuáles fueron las razones o las personas culpables, y entonces, tomar acciones para evitar fallas futuras.


Mejoramiento de calidad de servicio

Hoy en día, la calidad de servicio puede ser determinante para que una empresa crezca o muera. Con sistemas de CCTV se puede supervisar que los empleados ofrezcan el servicio deseado a los clientes, y tomar acciones para mejorar cuando haya fallas.